Los errores más habituales elaborando extractos con plantas

Cuando descubrí que podía macerar las plantas con aceite o alcohol y obtener así sus propiedades medicinales para añadirlas en cremas y otros preparados… ¡aluciné! ¿Cómo algo tan sencillo podía ser tan fabuloso y efectivo? Y es que elaborar oleomacerados y tinturas es de lo más sencillo, sin embargo, hay muchas cosas que a menudo se pasan por alto e influyen en la calidad y eficacia del preparado.

En este artículo te hablo de los errores y creencias más habituales cuando una empieza sus andaduras elaborando remedios y aprovecho para resolver algunas dudas que pueda que tengas aún rondándote por la cabeza: ¿Se pueden elaborar tinturas con cualuier tipo de aclohol? ¿La graduación de alcohol depende de la parte de la planta utilizada? ¿Puedo macerar cualquier planta en aceite? ¿Son todos los aceites aptos para oleomacerados?

Espero que este artículo disipe algunas de tus dudas, rompa mitos y te ayude a mejorar, si se puede, la elaboración de tus preparados medicinales en casa. 

Las tinturas se hacen con cualquier alcohol (tipo vodka, aguardiente…)

Seguro que te han dicho esto muchas veces. También se encuentra en numerosos libros, a mi incluso me llegaron a decir en la escuela de fitoterapia que tan sólo era legal comprar este tipo de alcohol y que nunca podría comprar alcohol de 96º de uso alimentario para las tinturas. Pues bien, eso no es así…  Es cierto que lo más cómodo es ir al supermecado y coger cualquier botella de alcohol que nos apetezca y ahí macerar todo tipo de plantas. Y también es cierto que hay algunos estados del continente norte – americano dónde no está permitida su venta y por ello, en algunos libros traducidos, nos sugieren utilizar este tipo de bebidas alcohólicas. 

¡Pero si se puede! Se puede y se debe. ¿Por qué? Pues porqué las propiedades medicinales de las plantas las confieren sus principios activos y estos no se pueden extraer siempre en la misma graduación alcohólica. Cada molécula necesita su graduación, por lo que partir de alcohol de 96º siempre es una mejor opción, de esta forma podemos rebajarlo cuánto queramos. ¡Pero eso no es todo! Si usamos planta fresca rebajamos la graduación de alcohol al diluirlo con el agua de la planta. Así pues, las tinturas no se elaboran simplemente vertiendo una planta en cualquier tipo de alcohol.

Cualquier planta se puede macerar en aceite para aprovechar sus virtudes medicinales

Confiesa. Cuando aprendiste a elaborar oleomacerados ¡macerabas todo en aceite! Quizás lo sigues haciendo. Los oleomacerados son una auténtica maravilla, fáciles, sencillos, simples… ¡fabulosos! Meter en un recipiente, cubrir con aceite ¡qué fácil! ¡Y a macerar! 

Bien, si y no. ¿Crees que puedes macerar cualquier planta en aceite? Poder puedes, por supuesto, ¿pero realmente siempre tendrá las propiedades de la planta ese aceite? Pues no siempre. No todo se extrae con el aceite. 

Cómo he dicho anteriormente, las acciones farmacológicas de las plantas las confieren sus principios activos y éstos son pura química. Y en química… pues no vale todo. Esas moléculas seran extraíbles mejor, peor o nada según el disolvente que utilicemos. Así que no maceres flores de malva ni semillas de castaño de indias en aceite porqué de poco te va a servir. Las flores de malva contienen mucílagos, y es por eso que querríamos sus propiedades emolientes, calmantes, antiinflamatorias… únicamente solubles en agua. Las semillas de castaño de indias tienen escina, entre otras moéculas, que le confieren actividad antiinflamatoria y venotónica, y éstas, son mejor extraibles en agua y mezclas hidroalcohólicas. 

Las tinturas de raíces necesitan más graduación de alcohol

Es habitual pensar que, al ser las raíces una de las partes más duras de la planta, ésta necesite de más graduación alcohólica para poder elaborar un extracto. Pues bien, volvemos a lo mismo. Depende de los principios activos que contenga esa raíz. 

Las raíces de valeriana (Valeriana officinalis) necesitan una graduación de unos 70º, y esto es debido a su contenido en aceite esencial. Sin embargo, para las tinturas de raíz de regaliz  (Glycyrrhiza glabra) utilizaremos alcohol de unos 50º para poder extraer bien la glicirricina, entre otros saponósidos triterpénicos. ¿Todas necesitan alcohol? Para nada. La raíz de malvavisco (Althaea officinalis) es rica en mucílagos y por eso utilizaremos simplemente agua para extraerlos. 

Para la elaboración de oleomacerados nos vale cualquier aceite vegetal

De forma generalista, se dice que para la elaboración de oleomacerados podemos utilizar cualquier aceite vegetal en estado líquido. Y es cierto, pero, no todos los aceites vegetales son iguales y unos tendrán más poder extractivo que otros.  Además, los aceites más grasos se absorben más lentamente y de forma más superficial mientras que los aceitos más «secos» penetran capas más profundas de la piel. 

Sabemos que en función de la cantidad de ácido oleico y otros aceites monoinsaturados, los aceites vegetales tienen más o menos capacidad extractiva. Resulta que el aceite de girasol tiene más capacidad extractiva que el aceite de oliva, aunque existen excepciones. En un estudio que comparaba la cantidad de quercitina presente en oleomacerados (elaborados con aceite de oliva, aceite de girasol y aceite de palma como protectores gástricos) se vio que, en los de girasol tienen más cantidad de quercitina. Sin embargo, el oleaomacerado de hipérico en aceite de oliva fue más efectivo que los otros. El estudio concluyó que existe una cierta sinergia entre el aceite de oliva y el hipérico que hacen que este aceite sea más indicado para elaborar el oleamacerado de hipérico.  

REFERENCIAS:

  • Arsic, I; Zugic, A; Rujanjic, Dzunic, G; Dekanski, D; Markovic, G; Tadic, V. Hypericum Perforatum L. Hypericaceae/Guttiferae Sunflower, Olive and Palm Oil Еxtracts Attenuate Cold Restraint Stress – Induced Gastric Lesions
  • Bone, K. A Clinical Guide to Blending Liquid Herbs
  • Bruneton, J. Farmacognosia. 
  • Cizinauskas, V. Skin penetration enhancement by natural oils for dihydroquercetin delivery
  • Kuklinski, C. Farmacognosia.
  • Vanaclocha, B; Cañigueral, S. Fitoterapia. Vademécum de Prescripción. Disponible en: www.fitoterapia.net 
  • Yarnell, E. Phytochemistry for Practitioners of Botanical Medicine